Dominatrix Nomi
Dominatrix Nomi

Ante el vicio de pedir, está la virtud de no dar!

Una de las disciplinas que más me gustan es la de la indiferencia, silencio o alejamiento. 

Se empieza pactando con el sumiso, el tiempo y la entrega que va a tener hacia ti y como lo vas a abordar. 

En un principio parece sencillo, no dirigirle o ignorar la palabra a una persona, mientras esta te habla, te pide, te ofrece o te suplica…esto se vuelve más complicado. 

Daos cuenta, de que los sumisos aprovecharán cualquier mínima grieta, por aburrimiento, por empatía o por amabilidad para conseguir sus planes. 

En un principio los que me llaman para esta actividad les excita sobre manera que no les hagan caso y los ignoren como si no estuvieran, o como si no los estuvieras oyendo. 

Pueden llegar a pedir clemencia, a ofrecer dinero o incluso a amenazar con el suicidio. 

Una dómina de verdad nunca, y repito NUNCA, debe ceder al chantaje, ya que es una ocasión única donde se demuestra la valía de la misma. 

El sumiso que llama lo pedirá de inmediato, no pedirá que le insultes, que le humilles o que le hagas caso. 

Tan sólo quiere saber que estás ahí. 

Hay sesiones que duran una hora y las hay que duran 5 minutos. 

En ese espacio de tiempo la Ama, debe estar en silencio absoluto y lo único que debe hacer es respirar, para que se sepa que está ahí.

En más de una ocasión he oído llorar, berrear, suplicar, gemir, masturbarse, gritar, patalear, pegar puñetazos contra paredes, auto flagelarse, e incluso decir “voy a cortarme las venas” 

Pero nada más lejos de la realidad, el esclavo no puede tener el control de tus decisiones, y no se puede acceder a los chantajes emocionales. 

Si se acabara suicidando, es problema suyo. Recuerdo una vez que escuché como me decía que se subía a una silla y se iba a colgar del techo un sumiso y lo máximo que llegué a hacer, cuando escuché ruidos raros, fue coger el móvil y empezar a llamar a la policía….

Es ese momento, pegó un grito y dijo “ no ama, que no lo estoy haciendo en serio”  a lo que colgué el movil y seguí la sesión enterita sin mediar palabra con el sumiso. 

Cuando lo hago en sesiones en real, me dedico a leer, mientras el sumiso que no puede acercarse a más de dos metros de mi, no puede tocar el mobiliario de la mazmorra o la zona de trabajo y no puede romper nada, tan sólo puede hablar, y yo hago como si allí no hubiera nadie. 

También hago sesiones de momificación, sesiones de limpieza o bondage con perfecta indiferencia. 

Cuando están momificados, los dejo inmovilizados pidiendo que les pegue o les humille a lo cual no hago absoluto caso. 

En la limpieza me siento como si no estuvieran y cuando limpian a mi lado o debajo de mis piernas sin tocarme, ni me aparto. 

Cuando los ato realizo la misma acción que con la momificación pero atados a la pata de una cama con esposas o con cuerdas de bondage, mientras me paseo de arriba a abajo, a veces con ropa, a veces con poca ropa…. y antes, se estipula que no me pueden mirar fijamente, ni al cuerpo ni a la cara, por que no se lo merecen.

No me pueden tocar, no tienen ninguna forma posible de que yo les haga caso.

Aunque parezca mentira es una disciplina dura, ya que los sumisos siempre querrán que les hagas caso, que los uses como cenicero, les escupas o les insultes para no ser totalmente ignorados. 

Aunque esto les excita enormemente. Se sienten como perros, sienten como se despersonalizan como seres humanos para ser menos que esclavos o siervos. 

Se sienten ignorados, abandonados y humillados como personas, pero si lo piden …es por que les gusta….no nos engañemos. 

No se debe bajar nunca la guardia, por que si un sumiso te pide esto en especial, es por que es lo que más le excita, o una de las cosas que más le excita, entonces, si contestas, te cabreas o lo insultas, pierde toda la magia de la degradación y en un principio la sesión va de eso. 

Hay cosas que no permito, que me insulten. Y lo advierto una vez, un sólo insulto contra mi y la respuesta es contundente, si es vía telefónica, directamente pongo vídeos musicales del youtube, desde “el pollito pío” hasta el “asereje” o sea lo peor del la música en todas sus ramificaciones. Eso da a entender, que si escucho esto, antes que escuchar tus lamentaciones, es que me importas una puta mierda como no me a importado nadie y encima voy a cobrar por ello. 

En real es más sádico. No soporto las faltas de respeto de ninguna manera. El que viene a una sesión viene por el morbo, por la excitación y la humillación, pero no soy una puta de barrio fetichista. No lo tolero en absoluto. En ese caso hay dos opciones, la primera es que además de llevarse un guantazo lo eche a la calle sin acabar la sesión y además me quede su dinero. 

En la segunda, directamente lo reduzco, lo amordazo, lo ato, le meta una bola en la boca y lo flagele o incluso lo marque. Tengo varias formas de marcar y todas hacen mucho daño. 

Una es con cigarrillos encendidos, normalmente en la espalda o los glúteos, la segunda con sellos de cera caliente, con los típicos sellos para cerrar sobres con lacre, primero se echa el lacre y luego se marca a la persona, dejándole el sello caliente sobre la piel, a veces no sale y se queda enganchado durante una semana o mas….a veces se crean ampollas, y si, duele bastante y la tercera y mucho más radical es con un hierro incandescente. 

Esta última sólo se puede hacer en zonas muy determinadas, y debe ser rápido, tengo un hierro con mis iniciales y se puede poner sobre una estufa, un plafón de cocina o en agua muy caliente. 

Debe ser rápido, por que si no la carne se convierte en mantequilla y es lo último que se debe hacer. Una cosa es marcar y otra muy diferente dejar un daño irreparable que se pueda infectar….

Para realizar una tortura, se debe saber cual es el arte de la misma. Y siempre realizarla sólo, única y exclusivamente sobre alguien que realmente quiera ser torturad@….nunca se debe hacer daño a personas o seres que no disfruten de la tortura. Por supuesto odio la gente que tortura animales …por que si, como el toreo y luego lo disfrazan de arte….eso no es arte, es crueldad pura y dura. 

Pasando a otro tema, estoy planeando nuevas formas de comunicación dentro de la página web. Ya hay esclavos que me pregunta si hago sesiones por web cam, skype, si hago sesiones reales, si tengo sumisos financieros, si tengo esclavos privados, si tengo galerías de fotos, si tengo vídeos de las sesiones o si se pueden visualizar por pago, si tengo mazmorra privada o si tengo esclavos por contrato. 

Veo que pedís mucho, pero la verdad es que de momento dais, muy poco…así que como dice el título “ante el vicio de pedir, está la virtud de no dar” 

Poco a poco, iré implementando servicios de cyber sumisión, financieros, cam, sesiones y fotos…

Todo esto me llevará un tiempo, no se hace de la noche a la mañana, y además no me gustan las chapuzas. Como soy muy exigente todo tendrá su apartado, su explicación y forma de ejecución. De esta manera no habrán malos entendidos y por supuesto todo estará estipulado según las leyes. 

 

Os espero en mi próxima entrada. 

Written by Dominatrix Nomi on Wednesday April 8, 2015
Permalink - Tags: 803bdsm, ama, amafinanciera, bdsm, domina, dominacion, dominatrix, esclavostelefonicos, femdom, fetischismo, fetish, mistress, sado, sadotelefonico, sumision, sumisovirtual, AmaBuscaSumiso

« Feliz Semana Santa Nazarenos! - Dime algo Bonito ¡¡¡PRUEBA OTRA VEZ!!! »

Dominatrix Nomi

El precio máximo de la llamada es de 1,21€ si se llama desde un teléfono fijo y un 1,57€ si se llama desde un teléfono movil, impuestos incluídos. Este servicio es para adultos y reservado a mayores de 18 años. Este servicio está prestado por Dominatrix Nomi, apartado de correos 70004 - 46007, Valencia

Esta página contiene material explícito y está prohibido el acceso a menores de 18 años.