Dominatrix Nomi
Dominatrix Nomi

El Amante Bilingüe

Esta semana he visto una película que tenía pendiente. 

El amante bilingüe, es una adaptación del libro homónimo de Juan Marsé, dirigida por Vicente Aranda y protagonizada por Ornella Muti e Imanol Arias. 

Es posible que más de un@, me diga que no es una película (o libro) de BDSM. Pero se equivocan. 

A mi entender es un guión totalmente BDSM. Pero lo que ocurre, es que Juan Marsé también explica en la historia, las enfermedades mentales, el alcoholismo, la pobreza, la ignorancia, la decadencia, la obsesión y tantas y tantas cuestiones que hacen del guión un cúmulo de distracción y parodia sobre la temática principal, como por ejemplo la sociedad que está cambiando en ese momento, la normalización lingüística de un territorio, la intolerancia fascista, la pobreza de espíritu o la mediocre sociedad que representa la ciudad. Si se leen varias novelas o se ven películas de Juan Marsé, siempre o casi siempre se entra o se roza por el lado tendencias sado-masoquistas y  BDSM en muchas de las escenas que se describen. Eso no quiere decir que Toooooda la lectura sea sobre este tema. 

Desde luego se nota que Juan Marsé es catalán de toda la vida y ha visto evolucionar esa sociedad fría y enferma. Por que la conoce y describe perfectamente. Y no descarto (esto es de mi propia cosecha) que el mismo Juan Marsé sólo explique su propia historia, en versión radical e irónica, ya que el nombre del protagonista es el mismo y su apellido casualmente es un anagrama. 

La película (OJO SPOILER!!!) se centra sobre un hombre de clase baja catalana, que se enamora y se casa con una mujer de clase alta muy catalana. Se van a vivir juntos y poco a poco descubre por que los padres de su mujer no oponen resistencia a que se case con un hombre de clase baja catalán. 

A medida que pasan los años, la mujer es el zorrón más grande de Barcelona, trayéndose a sus ligues a casa para (ojo al dato) que se la folien, no estamos hablando de una mujer que tiene amantes de alta cuna, si no más bien todo lo contrario, escoge lo peor de lo peor. “Charnegos” como ellos llaman de forma despectiva a hombres de nivel socio-cultural muy bajo que además son descendientes andaluces. Con su acento “andaluzao” y todo. 

Claro Marés se desespera al ver que su mujer, juega con él, al igual que juega con los demás, sólo que el cornudo es él. 

Al final se acaban separando y Marés entra en una depresión sin fin, obsesionado por su mujer, (obsesión que no es amor) que le lleva a una esquizofrenia y doble identidad para poder volver a estar con ella. Por que cree que la puede recuperar. 

Lo peor de todo es que la acosa, la insulta, le dice de todo, la llama por teléfono, le dice cien mil guarradas y a ella, no le afecta en absoluto. Es más, se excita aún más cuanto peor la tratan.

A mi me dice la mitad de las cosas que le suelta Marés y le falta espacio para llevarse cuatro hostias y salir volando.  

Al final, su creación el “Sr Faneca” se la acaba tirando, aunque ella lo reconoce y lo trata como si de un muerto se hubiera acostado con ella.  

Hasta aquí la historia. 

A partir de aquí mi visión:

Está claro que tanto Marés como su mujer Norma, son exactamente iguales. Ella no hace más que despreciarle y tratarlo como a un esclavo, aunque le compra zapatos, ropa y lo mantiene. Y Marés es el esclavo de sus sentimientos hacia una mujer que no es que sea fría y sin escrúpulos (que lo es), es que no tiene lo que pide a gritos. Ella continuamente busca el súper macho que la domine, que la penetre, que la humille y la haga sentirse la zorra que es. Y el pobre Marés es incapaz de darle a Norma lo que ella le pide, por que (…y no es que sea buena persona….) es débil y sumiso. 

En una relación así como he dicho más de una vez, cuando dos ciegos se guían el uno al otro…ambos se pierden. 

Aquí debería entrar una tercera persona (mejor una mujer para que Marés no se sintiera desplazado) que no fuera el garrulo de turno que se folla Norma, ya que los escoge ignorantes para sentirse superior….sabiendo que no lo es. 

Lo que necesita Norma es una buena somanta de hostias bien dadas, que la aten, que le escupan, que le orinen encima, que alguien la penetre mientras está atada y amordazada, sin poder gritar ni gemir, en ese caso, para que Marés no sea un inútil, debería ser el mirón o vouyeur que ve como esa tercera persona le hace todo lo que no puede hacerle él mismo a Norma, hasta el punto de la penetración, en ese momento, debe penetrarla a base de bien, a se posible con su miembro, con un consolador vía anal y la persona que hace de dominante penetrarla vía oral con un consolador o en su defecto seguir flagelándola o torturándola, con pinzas en los pezones, en la lengua, o insultándola haciéndole ver lo guarra, puta y sumisa que es y que hay mujeres más bellas, sádicas y retorcidas que ella. 

Sin lugar a dudas esa pareja necesita una Dominatrix con mucha urgencia. Y os iba a asegurar que todos sus problemas iban a desaparecer y cuando tuvieran momentos de intimidad iban a apreciarlos de verdad…..como las parejas que se quieren sin pedir nada a cambio. 

Muchas veces, las dóminas debemos hacer de psicoterapeutas con nuestr@s esclav@s, sumis@s y sierv@s. Sólo nosotras sabemos que oscuros deseos pasan por las mentes de las personas que nos llegan y sabemos plasmar sus más delirantes fantasías dejando sus mentes relajadas y en su sitio. 

Written by Dominatrix Nomi on Tuesday June 9, 2015
Permalink - Tags: 803bdsm, ama, amafinanciera, bdsm, bondage, cybersumision, domina, dominacion, dominatrix, esclavostelefonicos, femdom, fetischismo, fetish, mistress, sado, sadotelefonico, sumision, sumisovirtual, AmaBuscaSumiso

« Yo recordando cosas pertubadas, graciosas y perversas... - Limpia Suelas: Definición Gráfica »

Dominatrix Nomi

El precio máximo de la llamada es de 1,21€ si se llama desde un teléfono fijo y un 1,57€ si se llama desde un teléfono movil, impuestos incluídos. Este servicio es para adultos y reservado a mayores de 18 años. Este servicio está prestado por Dominatrix Nomi, apartado de correos 70004 - 46007, Valencia

Esta página contiene material explícito y está prohibido el acceso a menores de 18 años.