Dominatrix Nomi
Dominatrix Nomi

Nun Nomi

Nun es la traducción inglesa para denominar a una monja.

Éste es uno de mis fetiches favoritos. Tal vez por que estudié en una escuela de monjas. 

Creo poder decir, que no hay fetichismo más perverso que el de las sotanas y los hábitos religiosos. 

Todos sabemos a la perfección (y quien no lo sepa, debería imaginarlo) que sólo el hecho de casarse con alguien que no existe…o que no es carnal, es una forma de sumisión hacia la voluntad de un ser supremo. 

Las monjas, son lo más decadente, perverso y pervertido que he visto en mi vida. 

¿Imagináis una vida sin sexo? ¿imagináis una vida sin lujuria? ¿imagináis una vida sin pasión?

Bueno, más de un@ dirá que la pasión no existe en sus vidas tampoco, con sus esposas o novias…y que ojalá, viniera la Nun Nomi para hacerles sentir ese poquito de decadente culpabilidad a través de sus hábitos y su látigo.

Aunque las monjas y monjes tienen su ración de “subidón” a través de Cristo, Dios y la Virgen María. 

Pero pasión = ¿Fé? 

O tal vez si, ¿imagináis una vida pasionalmente absorbida por seres que no se pueden tocar, ver, ni sentir?

Si eso no es BDSM…que baje Dios y lo vea. 

Bien, el tema está que cuando los religiosos toman los hábitos, dejan su vida material, por una vida superior, de exóticas y profundas creencias que tienen como principal ocupación, ayudar a la humanidad siendo “SIERVO” de Dios. 

Madre mía….esto si que es saber ser esclavo, desde bien joven. 

Pero cuando soy una monja en mis sesiones, lo que más me gusta, es guiar y encarrilar a mis ovejas  descarriadas por medio del dolor, a una vida llena de “felicidad” por el castigo obtenido. 

Sólo quiero decir, que jamás se me ocurriría como NUN NOMI, tener otro fin diferente al de hacer el bien, dentro de mis claros y simples anhelos de rectitud y amor por lo que hago. 

Siempre, que me piden una sesión de monja, soy la mujer más feliz del mundo. 

Me visto con hábitos dignos de una mandataria espiritual superior en estos menesteres. Evidentemente, con preciosos porta ligas debajo del hábito, medias de rejilla, botas de charol negras, con cordones, suela de plataforma y tacones de aguja de kilómetro y medio. 

En mis más tiernos intentos, de que el hábito haga al monje, suelo tener como ropa interior el encaje rojo en un sujetador y un tanga. Las medias también rojas, no llegan hasta arriba y están sujetas a los ligueros también rojos y de encaje. 

Lo primero que suelo hacer, nada más llega el sumiso, es ponerle de rodillas, para que rece….le hago cerrar los ojos, y mientras reza y reza, como si no tuviera otra cosa que hacer con los ojos cerrados, le voy recriminando su mal comportamiento, como reproche, le ato las manos hacia atrás, le digo que siga rezando, le digo que ha sido malo, perverso y que seguro ha tenido tocamientos impuros. A los que todos contestan con un “SI POR SUPUESTO” 

En ese momento, los cojo por la mandíbula, con las dos manos, les digo, que Dios, Alá, Jehová, la Virgen María, Buda,  y la puta de tu madre que estará criando malvas, lo miran a través de las nubes y que sin lugar a dudas, me indican (a través de sus voces) que lo castigue, que lo someta a mis decisiones y lo humille hasta que aprenda. 

Los desnudo completamente, les digo, que han sido malos, guarros y asquerosos, que son lo peor del sistema capitalista, que son sucios y merecen ser purificados como los putos que son. 

Que total a Maria Magdalena también le perdonó Jesús…pero que yo no soy él, yo soy una hija de puta como no la han visto sus ojos en toda su puta vida. 

Así que me quito el tanga, y se lo pongo en la cabeza, me dan las gracias y acto seguido les meto una hostia en la cara, que les duele hasta en el carnet de identidad. 

Luego ya sin tanga, me levanto los hábitos y les enseño mi coño perfecto y rasurado. Y les pregunto si está excitados, si les gusta, si les gustaría lamerlo….claro…y ellos, pobres ovejas descarriadas que van a contestar…pues con toda la sinceridad del mundo mundial…me sueltan que si, que se están poniendo palotes…

Peeeero …. estamos en mi país de las maravillas, y entonces les digo, con voz firme y melodiosa:

ESO NO LO VERÁN TUS OJOS GILIPOLLAS!!

Así que les tapo los ojos con un pañuelo….y ahí me dejo llevar. 

Empiezo una fustigación sin piedad, donde son llevados al éxtasis del dolor, de la verdad, de la humildad, les retuerzo los pezones, les pongo pinzas con pesos para que recapaciten, les pongo una jaula en esa polla de mierda que tienen, que más que polla, parece una nabo chuchurrío. 

Les hago lamer mis tacones de aguja, enormes, altos, largos, perfectos, hasta la garganta y sientan arcadas…..los penetro con los tacones una y otra vez…mientras están indefensos, atados y sin visibilidad alguna….

Los penetro con plugs anales, les estiro del pelo a quien lo lleva largo y les toco el tambor a los calvos, les muerdo en el cuello (aquí hay que decir…que me encanta morder….y lo hago con sumo placer hasta el extremo a veces de hacer marcas y heridas con sangre) les cuelgo pinzas con pesos de los lóbulos de las orejas, les inculco que todo lo que hacen está mal, que recapaciten, que piensen, que se disculpen y se arrepientan…..

Ahí es cuando llega mi éxtasis, en el arrepentimiento….me encanta oirlos gemir, llorar, gimotear, lagrimear, pedir perdón como putas arrepentidas, pedir piedad, me prometen que serán humildes, que serán buenos, que no osarán nunca más pensar en mi con pensamientos impuros….

En esos momentos de placentera entrega absoluta hacia mi persona, disfruto, como no he disfrutado jamás en mi vida. 

Así que se hayan corrido o no, por que me da exactamente lo mismo. Los tiro al suelo y para rematar la purificación, me orino encima de ellos desperdiciando mi preciado líquido, para volverlos a bautizar y que se vuelvan a casa castos y puros con sus parejas…sean novias, esposas o maridos (que también los hay) y por supuesto, no les dejo que se duchen…..tan sólo les dejo secarse con alguna toalla…..para que aprendan que no se debe nunca, pensar impuramente y cuando lleguen a sus casas, se duchen recapacitando sobre sus malas intenciones.

También les envío deberes, les digo que deben limpiar la casa, de rodillas con las manos sin guantes y …..que vean películas religiosas, como “La Pasión de Cristo” o “Sor Citroen” 

Meses después, siempre vuelven para ser purificados por mi y confesar todos sus perturbados y malignos pensamientos impúdicos. 

 

 

 

Written by Dominatrix Nomi on Tuesday May 19, 2015
Permalink - Tags: 803bdsm, ama, amafinanciera, bdsm, bondage, castigotesticular, cybersumision, domina, dominacion, dominatrix, esclavostelefonicos, femdom, fetischismo, fetish, mistress, sado, sadotelefonico, sumision, sumisovirtual, monjas, nun, AmaBuscaSumiso

« Humillación & Agresión: Definición Gráfica - Haciendo Puntería y a tragar! »

Dominatrix Nomi

El precio máximo de la llamada es de 1,21€ si se llama desde un teléfono fijo y un 1,57€ si se llama desde un teléfono movil, impuestos incluídos. Este servicio es para adultos y reservado a mayores de 18 años. Este servicio está prestado por Dominatrix Nomi, apartado de correos 70004 - 46007, Valencia

Esta página contiene material explícito y está prohibido el acceso a menores de 18 años.