Dominatrix Nomi
Dominatrix Nomi

Seth y la Reina Malvada

Llueve en la calle y  espero a mi sumiso Seth. 

Seth es un judío inglés afincado en España. Perro verde? no, lo siguiente. 

Lleva años aquí trabajando y su miserable existencia es como poco aburrida y tediosa a partes iguales. 

Su madre lo tiene completamente absorbido, a pesar de tener un trabajo muy bien pagado, se pasa media vida al lado de su madre. 

Estuvo a punto de casarse pero su madre se lo “impidió” poniéndose enferma (casualmente) justo unos meses antes de la boda. 

Además de su madre, su vida anodina y un trabajo absolutamente aburrido como el mismo…. me tiene a mi para poder desconectar de su mundo. 

Es bajito y típicamente pelirrojo, gracias a Dios no lleva gafas y no se parece a Woody Allen…aunque está un poco calvo. 

Cuando llega le hago realizar una reverencia que toque la frente con el suelo. Arrodillarse y quitarse su abrigo austero y aburrido. 

Como no está gordo, siempre le obligo a desnudarse delante mío, para deleitarme de su timidez y su poca gracia al desvestirse, mientras yo estoy sentada en un trono frente a él, con el mejor vestido de Reina Malvada de cualquier cuento. 

Es ajustado negro, con un escote en forma de V muy pronunciado con cuerdas cruzadas, tiene las mangas largas, el cuello alto, y oberturas laterales dejando ver mis piernas vestidas con medias de red y zapatos de plataforma con tacón de aguja y tiras con hebillas en los tobillos. 

Siempre llevo un cinturón de algodón en espiral acabado en borlas y un precioso tocado con velo y una corona…por que soy una reina…SU REINA….

Siempre empiezo….a suspirar …a ponerme inquieta, por que de esa manera Seth…mi súbdito leal y estúpido me pregunta si me pasa algo, a lo que contesto que podría tener más gracia en desvestirse y ponerse algo para tapar esa mierda de …como llamarla? chocolatina de mandarina enana que tiene por pichilla. 

El muy imbécil siempre sonríe y entonces le arreo un guantazo….donde se le va la sonrisa a tomar por el culo. 

Acto seguido cojo un collar de perro, y le doy una vuelta, desnudo por toda la sala y a cuatro patas. 

Es tan idiota que piensa que no me doy cuenta de que disfruta…así que cuando anda, le piso los dedos de las manos. 

Hago que se estire boca abajo y le pisoteo la espalda con mis tacones, se queja y me lloriquea,(….como se nota que es judío….) y entonces enciendo una vela. 

Lo ato en un potro y le pongo una mordaza en la boca, una bola de psilicona bien ajustada a la nuca, babea y babea mientras le doy de latigazos en la espalda y las nalgas…le digo cosas como: 

- Quien es tu Reina Malvada?

- Quien te cuida mejor que yo?

- Quien te trata como el gusano que eres?

- Quien es tu Jefa?

- Quien manda aquí?

- Acaso has estado en contacto con Blancanieves?

Y esa es una pregunta crucial….por que nunca me acaba de convencer su respuesta…soy una Reina muy malvada y muy cruel y una verdadera paranoica…como todas las reinas malvadas del mundo….así que la última pregunta se la repito hasta la eternidad…..estar en el potro duele ya de por si, pero cuando le flagelo con los látigos de colas…puede ser insoportable…

Entonces cojo la vela y la deslizo por su espalda suavemente por la base…..y le digo que si me contesta una vez más sin que me lo pueda creer la cera caliente de esa vela caerá sobre sus nalgas….y entonces se queda callado….

Sabe que da igual que respuesta me de, así que le digo que si no habla…quien calla otorga!

Y el primer chorretón de cera cae directo a su nalga derecha, en el potro hay un pequeño agujero para meter su triste pichilla de frankfurt de marca blanca, la miro y está más recta y dura que el palo de una escoba. 

Le digo que eso no puede ser, así que le enjaulo la pichilla en una jaula de metal con cerradura, que le oprime hasta el alma cuando respira. 

- Duele?

- Fi! fufo Feifa Mafafa

Ves, como no te tengo que dejar hablar, -le digo- y le doy otro chorretón de cera en la otra nalga…para que no lo pase tan mal con la jaula. 

Así el dolor está a partes iguales en todos lados. 

Y entonces me empiezo a emocionar….que tal unas pinzas con pesos el los pezones?, y pinzas en las orejas?, tal vez pinzas en los testículos?

Si….pero falta algo….todavía respiras…. me desato el cinturón y lo paso alrededor de su cuello, con una doble vuelta, me pongo detrás de él, y aparto mi vestido por un lateral descubriendo un dildo de color rojo y le digo que se esté quieto por que tiene que ser proclamado súbdito real y todos los súbditos pasan por el derecho de pernada…les guste o no, tanto si están casados como si no. 

Cuando lo penetro estiro las cuerdas del cinturón sujetas a su cuello, está inmóvil, atado de pies y manos, sobre el potro, con una jaula en su pichilla con los pezones estirados y entre la mordaza y el cinturón empieza a ponerse todo rojizo a juego con su pelo de payaso….

Lo malo es que tarda menos en correrse que una puta fingiendo un orgasmo. 

Y hay que saber cuando parar…por que si no, se podría asfixiar y tampoco quiero quedarme sin súbdito. 

Como se corre tan rápido, siempre lo castigo de alguna manera. le echo toda la cera sobre la espalda o le dejo la vela encendida sobre la misma convirtiéndolo en un candelabro humano hasta que llega la hora de irse, o le quito la mordaza y le hago que me cante cosas en hebreo, para que alabe mi magnificencia monárquica. 

Me siento delante de el y le digo que deletree mi nombre Reina Nomi 

Hoy se me ha ocurrido antes de de que se vaya, dejarle dos tareas, la primera es penetrarle la vela en su asqueroso ano hasta que se consuma en su totalidad….o se le empiecen a quemar los pelillos …y ahí le soplo antes de que tenga quemaduras graves. 

La segunda tarea es para toda la semana hasta que me vuelva a visitar. 

Tiene que hacer el pino tres veces al día, me da lo mismo como si se esconde en el lavabo de la oficina como si lo hace en su habitación a escondidas de su madre, mientras tiene que llevar sin sacarse para nada unos deslizadores de metal para pezones. Son como pinzas finas que se ajustan con una goma deslizadora, se quedan encajadas y no abultan nada, pero aprietan. 

Se pueden llevar debajo de la ropa sin que nadie las note, así durante toda una semana, y no se las puede quitar ni para ducharse, ni para hacer gimnasia, ni para ir al médico si es necesario. 

Soy su Reina Nomi y tiene que obedecer como buen súbdito.

 

Written by Dominatrix Nomi on Tuesday October 6, 2015
Permalink - Tags: 803bdsm, ama, amafinanciera, bdsm, bondage, cybersumision, domina, dominacion, dominacionfemenina, dominatrix, esclavostelefonicos, femdom, fetischismo, fetish, humillacion, mistress, sado, sadotelefonico, sodomizacion, sumision, sumisovirtual

« Te has portado mal, muy mal, malo más que malo!!! - Estimulación con Jaula: Definición Gráfica »

Dominatrix Nomi

El precio máximo de la llamada es de 1,21€ si se llama desde un teléfono fijo y un 1,57€ si se llama desde un teléfono movil, impuestos incluídos. Este servicio es para adultos y reservado a mayores de 18 años. Este servicio está prestado por Dominatrix Nomi, apartado de correos 70004 - 46007, Valencia

Esta página contiene material explícito y está prohibido el acceso a menores de 18 años.